Portada_página.jpg
 El Maestro está aquí y te llama 

Él es Camino, Verdad y Vida.

En él todo lo verdadero,

bueno y bello

encuentra su plenitud

y se nos ofrece.

 

Los Escolapios,

atraídos por Cristo,

nos entregamos a Él

para ser suyos 

como sacerdotes religiosos educadores bajo el amparo

de la Virgen María.

 

Nuestro Fundador,

San José de Calasanz,

nos alienta:

"Nada le has dado

a Cristo,

si no le entregaste

todo tu corazón"

 

Calasanz_y_nin%C3%8C%C2%83os_edited.jpg
 
 
Cruz_edited.jpg

Formarnos como escolapios es responder

y secundar, con actitud humilde, a Dios

que llama y educa por los medios

que él con suavidad dispone.
 

Se realiza a lo largo de sucesivos momentos,

desde la primera aceptación de la propuesta vocacional a los pasos definitivos, en un camino que dura unos nueve años,

con tres etapas fundamentales:

Prenoviciado, Noviciado y Juniorato.

 

Luego procuramos continuar formándonos siempre, de distintas maneras,

a lo largo de toda la vida que Dios

nos conceda para su gloria y el bien del prójimo.

 

Captura%20de%20Pantalla%202021-02-26%20a

PRENOVICIADO

WhatsApp Image 2021-02-14 at 2.54.50 PM.

En la Provincia Argentina

el Prenoviciado dura dos años.

Se encuentra ubicado en la Comunidad del Colegio Santo Tomás de la Ciudad de Córdoba.

La comunidad escolapia,

que acoge, acompaña y forma, también discierne la idoneidad

del candidato para asumir la forma de vida religiosa calasancia.

WhatsApp Image 2021-02-14 at 2.54.47 PM.

NOVICIADO

WhatsApp Image 2021-02-14 at 2.53.46 PM.

El Noviciado dura un año,

se encuentra en la Comunidad

del Colegio Cristo Rey

de la Ciudad de Rosario

y constituye propiamente la entrada en nuestra Orden. Comienza con la toma del hábito escolapio y culmina con la primera profesión de los cuatro votos religiosos

de castidad, pobreza, obediencia y dedicación a la educación.

 

Ignacio.jpg

juniorato

Vocaciones 5.jpg

El Juniorato de los Escolapios

de Argentina dura seis años.
La experiencia del Juniorato

es fundamentalmente la de

“estar con Jesús” (Mc 3, 14), permanecer arraigados en Él para dar a su tiempo fruto abundante, viviendo ya cabalmente como religiosos escolapios, según los votos libremente realizados.

Comunidad BSAS.jpeg
 
 
San José

Oh Glorioso Patriarca San José, heme aquí, postrado de rodillas ante tu presencia,

para pedirte tu protección.

Desde ya te elijo como

a mi padre, protector y guía. Bajo tu amparo pongo

mi cuerpo y mi alma, propiedad, vida y salud.

Acéptame como hijo tuyo. Presérvame de todos los peligros, asechanzas y lazos

del enemigo.

Asísteme en todo momento

y ante todo en la hora

de mi muerte.

Amén.

 

 

A tu amparo y protección,

Madre de Dios, acudimos;

no desprecies

nuestros ruegos y,

de todos los peligros,

Virgen gloriosa y bendita, defiende siempre a tus hijos

Amén

 

 

P1014754_edited.jpg
 

Vocacionescolapios.com

 Para gloria de dios
y bien del prójimo